domingo, junio 03, 2007

Cuando el maestro habla, todos se callan o de cómo es maestro liendres, que de todo sabe y nada entiende

En este enlace, sale los estudios de Pedro Amorós Sogorb, pte. de la S.E.I.P.P.YSEIP, que no de S.E.I.P., asociación fantasma, por más que los integrantes se encabezonen de ser legal, pura y existente.
En ese enlace, sale Amorós como Licenciado en Periodismo, Informática de Gestión y perito judicial. Nada más lejos de la realidad. Pedro el cabrero (porque lo demuestra cada vez que habla, y he aquí un ejemplo de lo que siempre remito) engorda el curriculum vitae con sustanciales carreras que estudia, en su fantasía que se le hace creíble, como la de Periodismo. Hace poco, en la entrada de abajo, era foníatra, médico especializado en el aparator fonador. ¿Y por qué no dice que es licenciado en medicina?. Pues se le habrá olvidado, ya tantas carreras ha estudiado...
Pero, si lo cambian, pues está aquí como captura de pantalla.
La única carrera es la del galgo, porque sólo es un trabajador en seguros. No sé ni me interesa dónde ha estudiado tantas carreras, pero en las investigaciones que realiza, se ayuda mucho de su famosa jaula de Faraday compuesta por dos coladores "de los chinos", según mis fuentes.
Ahora, me pregunto por qué no presentó su título en el juicio que tuvo con Javier Cavanilles, en la demanda que le interpuso al periodista este "estudioso". También me pregunto dónde está su título de ingeniero en Informática, que tanto ha alardeado y después se contradecía que era una errata sin remediarlo. Es porque está egolatrándose mucho, y en cuanto oye sus "títulos" es como el perro de Paulov.
Para terminar, hay personas honestas y personas tipo "Amorós", donde se inflan el curriculum vitae y dicen ser cualquiera para no afrontar la realidad, que no poseen nada. Como el "investigador" Jose Luis Giménez, que en su libro "El legado de María Magdalena" habló que era una "investigación novelada" (palabra inexistente, por otro lado, y que los que han estudiado sabrán que no existe) donde hace un contradictio terminis, una contradicción de términos, que 'per se' se oponen. Porque una investigación es un estudio de una parcela de la realidad, y la novela es un mundo posible, y siempre es ficción. No se puede mezclar estos dos términos y hacer real una cosa cuando aparece novela, porque ya está en el campo de mundos posibles, o como se dice en las películas -"basada en hechos reales" o "cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia"- y así no puede ser un trabajo presentado como serio, y sí es posible por las personas que engañan a los demás presentando una cosa (llámese libro o como quiera el lector) que implique unas fronteras muy concisas y se enmarquen en las difusas coordenadas que presentan los géneros literarios.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Pues parece que Amorços tiene un largp historial de encontronazos con la realidad. Vean esto:
http://www.dip-alicante.es/bop/pdf/2002/04/12/2002-08447.pdf