martes, enero 24, 2006

LO QUE LA RELIGIÓN PUEDE CONSEGUIR

En la web http://www.gospelway.com/spanish/homosexuality-spa.htm habla sobre la homosexualidad. Su autor, David Pratte, comienza el texto cuestionándose si es moderna o antigua, continúa con las personas que “la han practicado” y finaliza en que Grecia y Roma, sociedades, “ha sido común especialmente”. David Pratte se cuestiona si Platón y Sócrates eran “aparentemente homosexuales” y también a los emperadores romanos. Se le olvida a este señor, que lo normal y lo común era que hombres con hombres, mujeres con mujeres, y las esposas en casa cuidando a la descendencia, porque estaba prohibido que salieran fuera de las casas, y, si salían, eran unas prostitutas y las mataban, en Grecia. En Roma, las matronas tenían los mismos derechos que los patrones, los cabeza de familia, y tenían más libertad que la mujer griega. Un caso famoso fue la amante de Catulo, Clodia o Lesbia, que era parienta de casi toda Roma por minutos o por más tiempo.
Comenta que Sócrates y Platón son “aparentemente homosexuales”, como “muchos emperadores romanos”. Se acoge a dos filósofos, los más importantes de la cultura occidental, pero ¿por qué no ha mencionado a Alejandro Magno, el gran conquistador y estratega?, ¿o a Aristóteles, su maestro y discípulo de Platón?, ¿o a Pericles, el gran estadista y que lleva su nombre el período de máximo esplendor de Grecia, el siglo de Pericles, s. V a.C., la época clásica?, ¿o a Octavio Augusto?, ¿o el gran César?, ¿o a Virgilio, el auto de la Eneída?, ¿o a Horacio, quien escribió la Espístola a los Pisones?, ¿o a Cicerón, el gran orador?, ¿o a Plinio el joven, el historiador?. Sólo nombra a dos personas, ¿Por qué no a las demás que cito o a otras que ni las conozco o no me acuerdo de ellas? Afirma que Sócrates y Platón son “aparentemente homosexuales”. ¿Qué quiere decir eso? Yo no lo sé. Lo que sé es que la cultura clásica admiraba al cuerpo humano porque era perfecto, y es así, que en las Olimpiadas se celebraban con atletas desnudos. No podía estar ninguna mujer mirándolo. Si la pillaban, la mataban. En cuanto a los emperadores romanos, ¿por qué no cita a Calígula, que mató a cristianos y nombró a su caballo senador?, ¿por qué no nombra a Nerón, que mató a su madre y se casó con su hermana y quemó Roma?.
Para reforzar su tesis, primero plantea la alternativa de que los homosexuales es “un estilo de vida alternativo”, y seguido comenta: «Hay mucha evidencia de que la homosexualidad, como el juego de azar, las drogas y la pornografía, incita a actos criminales en la vida de muchas personas (pero no de todas) que la practican.>> Pone a la misma altura la homosexualidad, una opción sexual, con el juego de azar, una enfermedad, las drogas, otra enfermedad, y la pornografía, una obra obscena o un tratado sobre la pornografía, un carácter de un libro, de una cosa. Por tanto, la homosexualidad, opción sexual intrínseca en el ser humano se iguala con una enfermedad como la ludopatía o la drogodependencia y con la pornografía, que se aplica a libros, a cosas.
La homosexualidad, según este autor, “incita a actos criminales en la vida de muchas personas”. Nivela la homosexualidad con un acto criminal, como asesinar o maltratar a las personas.
«No es extraño para los homosexuales seducir o aún violar a la gente joven. Algunos homosexuales promueven la pornografía u operan círculos de prostitución, usando a los jóvenes. Recuerde que, a diferencia de la heterosexualidad, los homosexuales no se pueden reproducir; por lo que para satisfacer su lascivia, algunos homosexuales deben encontrar nuevos "reclutas"». ¿Entonces los psicokillers, que violan o asesinan a mujeres, o ambas cosas, son homosexuales?. ¿Los pederastas de niñas, son homosexuales, y cometen el mismo acto que los homosexuales?. Seguidamente comenta que los homosexuales “promueven la pornografía”, ¿ahora hace una distinción de términos?. Continúa que debe reclutar más gente, seduciéndola, y “convirtiéndola” a la homosexualidad, con lo que defiende su tesis de que los homosexuales se hacen, y, según el argumento del autor, deben conseguir adeptos para que continúen su saga.
Cita evidencias de que la homosexualidad es una enfermedad, pero ¿dónde están esas fuentes? Yo sí cito. La Asociación Americana de Psiquiatría retiró la homosexualidad de su lista de desórdenes mentales hace más de 20 años.
Alude a la Biblia como “única guía inspirada que tenemos” y “la más alta autoridad con respecto a lo moral”. También dicen los evangelistas, los pastores, que la teoría de la evolución está desfasada y que no está vigente. A mí que me expliquen cómo se encuentran aún fósiles de homínidos, con el mismo ADN mitocondrial al del ser humano actual, que se asemejen a los monos, y aún digan, los evangelistas, que no está vigente porque Dios creó a hombre y mujer del barro.
Dispone la Biblia que fuera del matrimonio es fornicación, y el matrimonio está compuesto por hombre y mujer, porque es “lo natural”. Entonces, ¿dónde se encuadra al homosexual, si no le dejan ninguna solución?. Dice “lo natural”, entonces los bonobos, los chimpancés enanos, sus relaciones sociales y reforzamientos afectivos se realizan por actos sexuales. Lo hacen los padres con los hijos, las madres con las tías, los nietos con los abuelos, las madres con sus hijos, los padres con sus tíos. ¿A mí que me expliquen por qué hacen esto los animales, si lo natural, lo que es propio de la naturaleza, refleja esta realidad?En fin, que hay gente aún con una mentalidad no abierta al avance, o como me dijo un amigo, el homosexual es una aberración de la naturaleza, mormón, bueno, ex mormón. Pensamientos inculcados desde pequeño, que después, en las ansias de saber más, descubren que no es el mundo como se lo han descrito desde pequeño, y eso se consigue con información y estar informado.

2 comentarios:

sikan dijo...

Lo que la iglesia no prohiba no es interesante.
Saludos anwbys y suerte con el sitio , pinta muy bien¡¡¡

Zain dijo...

No sé qué decir. Hay gente que está tan convencida de algo que le contaron que ES ASÍ, que no razona.
No me pongo a discutir con ellos, no voy a convencerlos de algo distinto a lo que piensan, y tampoco van a convencerme de sus ideas.
Rieles del ferrocarril que no se tocan nunca.
Dejo saludos.