jueves, febrero 02, 2006

Crónica de un año de investigación o de cómo se investiga poco. Remodelación: Crónica de unos segundos de investigación

En la web narcisista de los fenómenos 'ikerianos' más comúnmente conocidos como fraudes paranormales, aparece la entrada a una Crónica: "Un año de investigación". En esta "crónica" aparece el estilo literario característicamente ikeriano. Pero... al final de la pieza aparece un nombre muy llamativo, Guillermo León. Para ellos su "sorpresa fue mayúscula" al ver las niñas. Para mí, mi sorpresa fue mayúscula cuando vi a esta persona, ya que, y según la versión oficial 'ikeriana', es ingeniero informático.
Al parecer, y solo en la apariencia textual, toma muchas palabras dichas por el presentador 'cuartimileniarista' en el programa susodicho dedicado monográficamente al misterio de las niñas fantasmagóricas, un domingo cualquiera muy aburrido.
En la "crónica", Guillermo León, con palabras de su maestro Iker (lo de maestro es porque le enseña todas las artes oscuras, siniestras y deshonrosas de esta difícil tarea de engañar, maniplar y desinformar a su audiencia, y en última consecuencia, quitar la magia del misterio y desengañar a la gente convirtiéndola en despechada por las mentiras recibidas por él, su esposísima Carmen Porter, y por el ingeniero informático convertido en piriodista, Guillermo León), invita al lector incondicional de su narcisista web a releer de nuevo el programa, bajo la apariencia de crónica. Más bien parecece un informe hecho con las mismas palabras de Iker y plagiando a su maestro, en una buena demostración de las artes bien aprehendidas de su mentor, copietea su guión literario y lo impregna de un halo cuasi mágico para volver a reincidir en lo mismo, en engañar a todos, en no decir nada, y en tergiversar las palabras de los expertos para acomodarlas a sus "teorías", de las que carecen.
Recuerdo que comenzaba Iker, en su programa monográfico, (curiosamente como empieza redactando su crónica Guillermo León, con la cita de El espizano del diablo) de las personas ociosas que criticaban a su trabajo. ¡¿Cómo no?!. Exactamente hace lo mismo Iker, estar en el sofá de su casa frente a Internet y confeccinar su próximo fraude, como el famoso caso 'ikeriano' de las niñas fantasmagóricas, caso en el que la fotografía recreada en 3D se veía perfectamente las niñas fantasmas, con su pliegues en el vestido. Pero como Iker lo categoriza rápidamente a mítico, esto, según Iker, sería míticio, pasado 2 meses.

1 comentario:

Zain dijo...

Estrenando blog, eh?
Te estoy leyendo. =)

Dejo saludos